Cómo hacer un pastel de fresas

Cómo hacer un pastel de fresas y hojaldre paso a paso

Hi comilones y saqueadores de cocinas

Hace poco tiempo Junior me sorprendió con un pastel de limón muy rico para el cumpleaños del blog y no hace mucho que fue el aniversario de mi hermanito, así que puse manos, en mi caso ojos, en la masa y le preparé un delicioso pastel de fresas y hojaldre. Aquí tenéis el testimonio documentado de cómo lo hice.


Receta de Pastel de fresas y hojadre - Paso a paso


El primer paso es lavar las fresas, lo mejor es ponerlas a remojo en agua, ya que las fresas no tienen piel y son frutos muy delicados, después de un rato las escurriremos y procederemos a quitarles los rabillos. 

Lavando las fresas para preparar un pastel


Eliminaremos todas las abolladuras y las partes pochas si las hubiera y cortaremos las fresas en láminas.

Cortando las fresas para el pastel


Necesitaremos, por supuesto, un par de limones, que sería de una tarta de fresas sin un toque limonado. 

Mini-Fu con sus limones para hacer una tarta


Lo siguiente que tenemos que hacer es extender el hojaldre, en mi caso es hojaldre congelado que saqué una hora antes de ponerme a cocinar para que se descongelara. 

Extendiendo la masa de hojaldre para la base del pastel de fresas


Usaremos un rodillo de cocina y extenderemos hasta que la masa tenga el tamaño adecuado para rellenar la base del molde del pastel, podemos medirlo poniendo boca abajo el molde sobre la masa. 

Midiendo la masa con el molde del pastel


Le haremos un montón de agujeritos con un tenedor para evitar que la masa se hinche demasiado. 

Agujereando el hojaldre con un tenedor


Una vez tengamos los agujeritos hechos recortaremos la masa sobrante, aquí hay que dejar un poco de margen porque si la recortáis muy justa, cuando se haga se encogerá y luego no os cabrá ni una fresita.

Recortando la base de pastel de hojaldre


El siguiente paso es muy importante y necesitaremos garbanzos. Usaremos unos de la despensa que después guardaremos en un tarro aparte para dedicarlos sólo a este menester. Los garbanzos son para echar sobre la base y evitar que la parte de abajo de la masa suba con el calor, si no, no podríamos rellenar el pastel de fresas. 

Para que la masa no suba utilizaremos unos garbanzos secos


Meteremos las masa en el horno durante quince minutos a temperatura media, unos 150º

Ponemos la masa en el horno con los garbanzos



Mientras se va haciendo la base del pastel prepararemos la tapa. Extenderemos otra masa como hicimos antes.

Extendiendo la tapa del pastel de fresas



Seguramente el pastel relleno de garbanzos ya esté listo, lo sacaremos del horno y esperaremos a que enfríe un poco para quitarle los garbanzos.

Masa de hojaldre cocida con los garbanzos secos



Si tarda mucho en enfriar podéis soplar los garbanzos.

Quitando los garbanzos de la masa



Exprimiremos dos limones, uno nos lo bebemos y el otro lo pondremos sobre una preparación que hemos hecho para rellenar la tarta.

Exprimiendo limones para el pastel de fresa



Extenderemos la mermelada de fresas en la base. Yo la hice unos días antes en casa siguiendo las instrucciones de Sol, Agua, Tierra

Extenderemos mermelada en la base del pastel


Como quedaba muy poquita en el tarro tendremos que recurrir a un truquillo, si tenéis bastante mermelada podéis saltaros este paso. Con un puñado de fresas prepararemos una gelatina para rellenar el pastel, las picaremos bien con la batidora y les añadiremos el zumo de limón.

Picando fresas con la batidora

Fresas picadas con la batidora



Echaremos la mezcla en una olla y pondremos a fuego suave.

Cocinando la papilla de fresas y limón para el relleno del pastel



Para que el relleno quede semi-sólido tendremos que añadir un espesante, en este caso usaremos Maizena, aunque si no tenéis podéis usar gelatina neutra u otro espesante alimenticio. También tenéis que ponerle azúcar al gusto.

Echando maizena al relleno de fresas



Para que no queden grumos lo mejor es pasar la batidora.

Pasando la batidora



Mientras el relleno se enfría un poco, colocaremos un plato un poco más grande que el borde del molde del pastel y recortaremos para darle forma a la tapa de hojaldre.

Preparando la tapa del pastel de fresas

Recortando la tapa para el pastel de fresas



Es hora de poner las fresas laminadas en el interior del hojaldre.

Rellenando con fresas el hojaldre



Después de poner la primera capa, añadiremos el relleno que hemos preparado con fresas y limón.

Fresas para rellenar más fresas



El siguiente paso será poner otra capa de fresas.

Terminando de rellenar el hojaldre con más fresas



Batiremos un huevo para pintar la tapa y los adornos que hemos hecho con los restos de hojaldre que nos han sobrado, al final del post veréis que pastelito más chuli me ha quedado aparte de este de fresas.

Mini-Fu batiendo huevos para el pastel



Para hacer los adornos volveremos a amasar los recortes que nos han sobrado de hacer la base y la tapa del pastel.

Con las manos en la masa

Unas bonitas estrellitas para adornar nuestro pastel de fresa



Pintaremos los bordes del pastel con huevo para poder pegar la tapa encima. Cuando coloquemos la tapa presionaremos un poco para que quede bien pegada y no se despegue con el calor del horno. También agregaremos las estrellitas y las pegaremos con el huevo encima de la tapa y por último pintaremos toda la tapa del pastel para que así le dé un tono delicioso y dorado.

Pintando el pastel con huevo

Pintando el pastel con huevo
Soy un pintor de huevo gordo mua ja ja ja ¿Os habéis fijado en el detallito?


Lo tenemos que volver a meter en el horno durante unos minutos, como yo no sé leer la hora tuve que quedarme en la cocina hasta que llegó el olor del hojaldre y vi a través de la puerta del horno que todo estaba bien dorado, lo que si os puede decir es que lo puse a 170º

Última hornada para el pastel de fresas



Y ahora a esperar...

Riiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiing

¡Ya está!

Pastel de hojaldre y fresas listo para comer



Además del pastelito también hice un retrato de mi hermano, ¿lo queréis ver? Bueno de eso yo lo llamo una pregunta retórica ya que os lo voy a enseñar igual.

Pastel de Junior



¿A que son como dos gotas de agua? Se puso más conento que una mona con un cacahuete.

siiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiii me gustó mucho el detalle y me lo comí enseguida aunque nadie me avisó que tenía que enfriar porque cuando lo corté mirad que le pasó al pastel pero aun así estaba riquísiiiiiiiiiimooomomoooo

Pastel cortado antes de tiempo



Y así pasamos la tarde Junior, yo y un pastel:

No hay mejor tarde que pasarla con tu hermano y una buena merienda



“Si diéramos a la comida, la alegría y las canciones más valor que al oro, este sería sin duda un mundo más feliz.” - J.R.R. Tolkien

Quizás también te interese...

13 comentarios:

  1. ¡Hola Mini Fu!

    Que buena pinta tiene ese pastel, seguro que con el toque de la mermelada que Marta nos explicó ha salido deliciosa.

    Me encanta Junior jajajaja está súper bien hecho...para ser un cojín te defiendes bien, saludos ;)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias Salma, aunque yo lo hubiera hecho de limón ya tuve mi ración hace días así que de fresas también estuvo delicioso.

      Besitos

      Eliminar
  2. ¡¡¡¡Hola!!!!
    Pues me lo apunto aunque yo lo dejaré enfriar.
    Me ha gustado mucho el retrato, es taaaan cuqui.
    Besos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias!!! Fue algo muy curioso ver a Junior comerse a Junior y mejor sí, déjalo enfriar aunque nosotros no tuvimos paciencia. Tenía tan buena pinta y estaba taaaaaaan bueno...

      Besitos

      Eliminar
  3. Diosssss me entra un hambre con estas recetas tan ricas. Hasta me comería los garbanzos a palo seco!!!
    Muchas gracias por la entrada. Ahora con el calor este tan horrible apetece tartas fresquitas. No digo que el resto del año no sea un buen momento porque siempre lo es pero el dulce cuando se enfría... ñam!!
    Me encantan las caritas de Junior y su versión "tartil" ;)
    Besossss!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Yoooooooooooo ahora esperando la cena y he visto tu comentario y he visto otra vez el pastel y me muerooooooooooooo, ¡qué bueno estaba! Incluso Junior estaba bueno. Bueno los garbanzos a palo seco ya te los guardaré la próxima vez Nai...

      Besitos

      Eliminar
  4. Tiene muy buena pinta, pero lo reconozco cuando entro en la cocina cumplo escrupulosamente la regla de los 20 minutos: si tienes hambre y cocinar dura más de ese tiempo, haz otra cosa y come.
    Dicho esto envidio a las personas que entran a la cocina y terminana haciendo cosas como estas que se ven deliciosa, pero me da que siendo como soy si quiero un pastel de fresas, voy directamente a la pastelería y lo compro y lo como, si me pongo a hacerlo me hubiera comido las fresas recien lavadas y el hojaldre recien sacado del congelador sin calentar ni amasar...(adios dientes, siempre os quise)... No se si soy vago o muy ansioso para la cocina...

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hi!

      No te preocupes, en casa comíamos las patatas crudas dependiendo a quién le tocara freírlas, pero poco a poco vamos teniendo más paciencia, aunque el próximo día que preparemos pastel tendremos que esperar a que enfríe mua ja ja ja

      Un buen truco es ponerse a preparar la comida antes de tener hambre.

      Besitos Raude

      Eliminar
  5. Lo primero: tiene una pinta increíble, me han rugido las tripas (a los zorros nos pasa mucho) de pura ansia, joder, es que tiene que estar deliciosa. Tengo que intentarlo alguna vez, aunque suele ser más fácil robarsélo a una campesina descuidada.

    Lo segundo: ¿qué pasó con esos garbanzos luego? ¿Se vuelven a la bolsa? ¿Se los comió Junior? ¡Despéjame esta incógnita o no podré dormir!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias Holden :)

      Espero que hayas dormido pero por si acaso te diré que los garbanzos los guardo para el próximo pastel.

      Besitos

      Eliminar
  6. Que bien, recetaza :) nunca he hecho un pastel de fresas la verdad pero voy a tener que probar porque además me encanta la cocina y no soy nada perezosa para ella. la mermelada casera desde luego también porque ya me la imaginaba en unas tostadas, total que apunto receta y a cocinar se ha dicho. Besos cojincito, te echo de menos por La Roca más Diamante del mundo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias Sara, no creas que te tengo abandonada, pero hay días que no sé que decir pero me leo tus post :)

      ¡Qué aproveche!

      Besitos

      Eliminar
    2. Jajaja pues simplemente dices que post más raro o estás mu loca o me mandas un beso y ya está.

      Eliminar

Entradas populares

suscribirse

* Campo requerido, si no como te voy a enviar el e-mail...¡Cerdicornio!